Cerrar
Busca por nombre, referencia, tipo...

FAQ

1-. ¿Por qué existen diferentes diámetros disponibles?
En función del diámetro utilizado podemos alcanzar mayor longitud de tiro de humos, respetando siempre las recomendaciones del fabricante del aparato.
 
2-. ¿Por qué se emplean diferentes materiales como plásticos y metales?
Debido al funcionamiento de los diferentes tipos de calderas, la temperatura y la composición de los humos es muy diferente, en el caso de calderas estancas tradicionales y bajo NOx, donde la temperatura de trabajo ronda los 150º y los humos no generan condensados usamos aluminio, con gran resistencia a la temperatura. Sin embargo en calderas de condensación, con muy baja temperatura de trabajo (en torno a los 70º) pero con gran generación de condensados muy ácidos usamos polipropileno, muy resistente a los ácidos y con suficiente resistencia a la temperatura de éstas (resistente hasta 120ºC).
 
3-. ¿Qué diferencia un conducto de evacuación de humos de una chimenea? 
Un conducto de evacuación de humos es el enlace individual para cada aparato hasta el conducto colectivo principal, elemento destinado a conducir los humos por encima de la cubierta del edificio. El conjunto de estos dos elementos se denomina chimenea. Un conducto también puede servir para evacuar los humos de forma individual al exterior del edificio, bien sea por encima de la cubierta o por la fachada del mismo. 
 
4-. ¿Los conductos de polipropileno sólo pueden discurrir por el interior del edificio?
Los conductos de polipropileno no protegidos para hacerlos resistentes a la intemperie solo pueden usarse en interiores. Para poder utilizar un conducto en el exterior del edificio deberá estar convenientemente protegido, para ello hemos desarrollado la línea polipropileno/inox.
 
5-. ¿Cómo elegir un buen conducto de evacuación de humos? 
El conducto deberá ir acompañado de su correspondiente certificado de homologación. Una vez instalado deberíamos vigilar que no haya demasiada holgura entre las paredes de los dos tubos unidos. Se deberá utilizar una junta adecuada, labiada y de material apropiado para las diferentes temperaturas de trabajo y resistentes a los condensados en el caso de calderas de condensación. Para calderas de condensación se utilizarán juntas de EPDM y para el resto juntas de silicona resistente a temperaturas de 200º C. Estas características son muy importantes, pues nos aseguran una unión estanca entre los elementos del conducto.
 
6-. Material a emplear para los aparatos de bajo NOx.
Hay dos tipos de aparatos que podíamos englobar en la categoría bajo NOx, calderas estancas con quemadores de última generación refrigerados que rebajan la temperatura de humos y generan menor cantidad de óxidos de nitrógeno y calderas de condensación, que recirculando el humo caliente conseguimos precalentar el agua fría que entra en la caldera a costa de robar calor a estos humos (lo que provoca la condensación del agua presente en éstos). En el caso de las primeras la temperatura de humos sigue siendo muy elevada, por lo que deberemos de utilizar aluminio, en el caso de calderas de condensación al trabajar a baja temperatura como ya hemos visto anteriormente podemos utilizar polipropileno.

7-. ¿Cómo se elige el lugar (a fachada o a cubierta) de evacuación de los conductos de humos en un edificio? 
Según el R.I.T.E. la evacuación de humos siempre deberá realizarse a cubierta del edificio excepto en el caso de sustitución de viejos aparatos por nuevas calderas de clase 5 con baja emisión de NOx (condensación o estándar), en el que  podremos realizar la evacuación de los humos a fachada siempre y cuando que no sea posible la evacuación a cubierta.
 
8-. ¿Puedo emplear conductos que no sean los suministrados por el fabricante junto con el aparato? 
Nuestros conductos están certificados por organismos independientes de acuerdo a la normativa europea vigente.
FIG S.L. produce sus conductos con las mismas características que los originales, empleando similar diseño, materiales, construcción y contemplando las mismas normas de producción.  Así pues, si atendemos al punto IT 1.3.4.1.3.2. del documento oficial “preguntas y respuestas al R.I.T.E” del 30 de julio de 2010 podemos instalar cualquier conducto que cumpla con la normativa específica y respete la sección, material y longitud máxima de instalación que nos indica el manual de la caldera.
 
9-. ¿Hay distintas opciones de unión de los conductos (Macho/hembra, Macho/macho, Hembra/hembra), cual y cuando escoger una u otra? 
En el caso de instalaciones de calderas NO condensación podemos elegir el método que mejor se adapte a nuestro proyecto, tanto macho/macho como macho/hembra, aunque desde FIG S.L. recomendamos la instalación macho/hembra por facilidad de instalación. 
En el caso de calderas de condensación solo podemos utilizar tubería macho/hembra dispuesta con la hembra en dirección al sentido de circulación de los humos, pues estas calderas generan una gran cantidad de condensados y realizando la instalación de esta manera se facilita el retorno de estos hacia la caldera.
 
10-. ¿Hay normas obligatorias de referencia que acreditan la calidad de los conductos? 
SÍ, las normas de referencia son:
EN1856-1 (Requisitos para chimeneas metálicas modulares)
EN 1856-2 (Conductos interiores y conductos de unión metálicos)
EN 14471 (Requisitos para chimeneas con conductos interiores plásticos)
Es muy importante también la norma 123001, pues nos indica los requisitos para el diseño de chimeneas modulares, tanto metálicas como plásticas.